Categories: ActualidadPublished On: 21/06/2022By

El Ultra Instinto de Goku evoluciona en el Manga Dragon Ball Super

Parece que estamos en el día de la marmota pero, una vez más, Dragon Ball Super vuelve a generar opiniones totalmente contrarias. Para unos el capítulo 85 fue maravilloso, para otros vuelve a demostrar que la saga es tediosa y ridícula. ¿El Ultra instinto de Goku incompleto es ahora más fuerte que el completo o es una evolución nunca vista? ¿Vegeta de nuevo troleado y humillado o peleó con dignidad y sabiduría? ¿El deseo de Elec ha sido por fin revelado o es un sinsentido que no va a ningún sitio? Son quizás las tres preguntas más importantes y no, no tienen una respuesta simple.

La Evolución del Ultra Instinto de Goku

Y es que luego de un episodio que terminó con Goku y vegeta en sus formas más poderosas luchando infructuosamente contra gas, en este episodio todo cambió de forma radical, y sin grandes aumentos de poder.

Bueno, es verdad que Vegeta sí lo tuvo, pero es que casi pareciera que le han buscado una vuelta de tuerca irónicamente positiva, al calvario que siempre sufre vegeta en los combates.

Históricamente tratado como un saco de boxeo, ahora dichos golpes le sirven para al menos hacerse más poderoso.

Irónico, gracioso y, de momento, insensato. Y es que el ultra ego de vegeta no mejora por recibir golpes, sino por aumentar su rabia y sus deseos de destrucción. El problema es que Vegeta por el momento controla tan poco su recién adquirido estado hakaishin, que solo ha descubierto esa forma para mejorarlo. Es como quitarte un dolor de pie cortándotelo, desde luego que el pie ya no te va a doler, pero seguro que existe una forma más elegante de solucionarlo.

Hasta que encuentre el remedio casero que le ayude a aumentar su deseo destructivo sin autodestruirse él mismo, Vegeta solo puede jugar esa carta en combate.

¿Pero cuál era el plan de Vegeta? ¿De verdad se veía capaz de derrotar a Gas? Yo opino que no y que, de la misma forma que ocurrió contra Kid Buu, solo buscaba la forma de ganar tiempo, de debilitar lo máximo posible al rival, para luego entregárselo en bandeja de plata a Son Goku.

Sí, luchó bien, logró golpearle y sobre todo frustrarle, ya que si algo hemos sacado en claro de Gas, es que su mayor debilidad es su complejo de inferioridad por sus traumas del pasado.

Con eso jugó un Vegeta que podría haber sido eliminado por Gas a las primeras de cambio con un ataque energético descomunal, pero no lo hizo porque el villano deprimido necesita que su rival reconozca su inferioridad, para así sentirse mejor consigo mismo.

Y como los saiyajins no suelen actuar de esa forma, digamos que son la criptonita más poderosa para la débil mente del ya mayor de los Heaters.

En seguida volveré con las motivaciones de Vegeta para con Goku, pero me parece de justicia resaltar que Gas utilizó una de las técnicas más rotas y espectaculares vistas en la franquicia. Hay quien incluso dijo que le recuerda a Janemba, pero esto es muy diferente. Utilizando el shunkanido a distancia y contra su rival, convirtió literalmente a Vegeta en un saco de boxeo que regresa a él después de cada golpe.

Y es que a pesar de su pundonor, de su renovado orgullo saiyajin, y de que logró impactarle unos buenos golpes, una vez más terminó derrotado y sin que se le concediera siquiera ese golpe final. Una derrota digna sí, pero bajo mi punto de vista una vez más injusta con el personaje. No costaba nada que volviera a su forma base luego de ese golpe que nunca llegó a impactar en Gas. Decisión de Toriyoto a fin de cuentas, así que toca digerirla y hacer de vientre lo antes posible para que no nos duela el estómago.

Pero como decía, detrás de todo ese arrojo y valentía que por supuesto son propios de su personalidad, me pareció intuir que Vegeta en realidad contaba más con Goku que con él mismo. Le dijo que buscara su propia forma de evolucionar su Ultra Instinto, casi como el profesor que manda al alumno a la esquina a reflexionar sobre sus errores.

Y así lo hizo. Goku se fue de hecho a un rinconcito donde se aisló literalmente con una barrera protectora, y donde luego de juntar sus palmas y rezar por el pronto regreso del anime, comenzó a pensar en la mejor manera de actuar.

Y luego de un rato de soledad, y de salvar el pellejo a Vegeta con una barrera a distancia y lo que pareció telekinesis, pero no lo fue, llegó el que seguramente sea el punto más difícil de explicar del capítulo.

¿Obtuvo Goku una nueva transformación? Pues quisiera empezar la explicación de este asunto mostrando en pantalla comparaciones que he encontrado entre el Ultra Instinto Omen de la saga de moro y el del manga 85. Yo la verdad, sé que hay gente que ve nuevos reflejos, cosas diferentes en las cejas etcétera etcétera, y que están convencidos de que aunque sutil hay diferencias físicas. Lo respeto, pero si hay alguna diferencia, yo solo la veo en la forma en la que Toyotaro ha evolucionado su dibujo y ha querido calcarlo al de Bardock para despertar el trauma a Gas.

Sigo viendo, físicamente hablando, la señal del Ultra Instinto de toda la vida, pero eso no implica que no haya una evolución, un cambio que lo hace diferente a lo visto en el pasado.

Para empezar, hay que poner dos puntos clave sobre la mesa sobre el Ultra instinto de Goku: El primero que Goku ha crecido mucho desde la saga de Moro, y por tanto su ultra instinto Omen También. Y el segundo, que la clave que aprendimos de Bardock es que Gas se desmorona cuando sus rivales persisten aunque sean inferiores, haciéndole pelear peor, asustarse e incluso perder los estribos dejándose golpear cuando podría ganar.

Dicho eso, algo ha cambiado en la señal del Migatte no Gokui. Hasta la fecha, Goku ha recibido chapas insoportablemente repetitivas por parte de los ángeles Wiss y Merus, acerca de cómo debe perfeccionarlo. Para ello debe estar totalmente calmado, de manera que los sentimientos no interfieran ni lo más mínimo en el libre pensar de su cuerpo al defenderse y atacar.

Y en realidad ha avanzado mucho en ello, pero sigue cateando en lo exámenes finales del Ultra instinto de Goku.

Para usar adecuadamente el UI completo debe mantenerse relajado, y en esta pelea está absolutamente excitado y al mismo tiempo renovado al conocer la historia de su padre. La sangre saiyajin corre más que nunca por sus venas, motivándole a pelear con pasión y orgullo y no con calma y desentendimiento.

Por su parte, el Ultra Instinto Omen te entrega una grandísima velocidad, poder y además la defensa instintiva. El problema hasta al fecha, es que Goku cuando luchaba en esa forma intentaba actuar como si lo estuviera haciendo con la forma de pelo plateado, de manera que no podía explotar sus virtudes y aprovechar sus debilidades.

En este caso lo que ha hecho es olvidarse del terreno ofensivo instintivo, y pelear como si fuera una bestia salvaje mientras mantiene las virtudes ya mencionadas de la forma omen.

Es por tanto de nuevo una evolución más bien psicológica, una forma inteligente de aprovechar lo mejor y lo peor de un estado que sigue siendo inferior al ui completo, pero que en este instante es lo mejor que tiene. Por poner un ejemplo tonto, es como conducir un coche menos potente con el acelerador al máximo, o uno más potente a medio gas por miedo a derrapar. Al no saber aprovechar la potencia del más potente, es mejor por el momento sacar el 100% al menos potente.

Además, es una maravillosa forma de ahorrarnos una nueva transformación que ya huelen, y de otorgar de nuevo al ultra instinto completo ese aura de misticismo, de solo funcionar para los momentos más críticos. Ese estado volverá y puede que sea incluso durante esta pelea, pero solo cuando Goku esté preparado física y sobre todo mentalmente. De momento, yo me conformo con este nerfeo, que permite a Goku dar un pasito atrás, para luego avanzar dos.

Durante la pelea, por cierto, vimos al Goku más desatado y sin dejar respirar al rival, destrozándole los colmillos de morsa y llegando incluso a lanzar un devastador ataque de ki por la boca, al más puro estilo Nappa o Broly.

Como digo yo creo que Goku era consciente de que Gas estaba tocado anímicamente, lo que unido a su mejorado UI omen, le hizo concluir que debía actuar rápido antes de que se le agotara ese plus psicológico que tenía en batalla. Lección aprendida sin lugar a duda, gracias a escuchar a su padre a través del tiempo.

Pero hablando de lecciones, de psicología y de locuras, el capítulo aún nos guardaba una combinación absolutamente inesperada de las tres.

Elec bajó a actuar de hermano mayor maltratador con Gas, provocando por cierto las primeras dudas de sus otros hermanos sobre su conducta, lo cual creo que es otra semillita más que terminará en una rebelión futura contra él.

Lo tengo dicho desde hace tiempo. Gas no es un villano, es una víctima, y lejos de querer su derrota, el guion está consiguiendo que nos apiademos y compadezcamos de él cada vez en mayor medida.

El villano es Elec. Siempre lo fue, y veremos que giro de trama nos espera para que tenga opciones de ganar cuando sea traicionado por sus propios hermanos, o cuando muera Gas.

Porque sí, su muerte está definitivamente muy cerca, y eso se debe al tipo de deseo que formuló al dragón Toronbo.

Llevamos meses especulando sobre la diferencia con el de Granola, y creo que ya tengo una respuesta bastante definitiva. Mientras que Gas pidió ser el más fuerte del universo, aunque fuera por un poquito, quedándose con una esperanza fija de vida, lo de Gas creo que funciona de otra forma.

Tras el deseo se convirtió en el más fuerte del universo, pero su esperanza de vida puede reducirse una y otra vez a cambio de seguir siéndolo constantemente. Con un límite claro, que es lo que duren o bien sus huesos y articulaciones, o bien directamente su corazón.

Es decir, que puede seguir aumentando su poder en combate, pero a cambio de entregar más de su escaso tiempo en el mundo de los mortales. Debemos asumir que los Heaters tienen una esperanza de vida muy alta, pero viendo el resultado de su último powerup, parece que es muy probable ver a Gas morir en pleno combate antes de su cumplir su objetivo.

Un objetivo que pasar por matar a los saiyajins con el Ultra instinto de Goku como elemento secundario, ya que lo principal vuelve a ser el dichoso Freezer, mil y una veces mencionado y todavía no ha aparecido ni como flashback. ¿Será al final el trolleo del siglo lo del emperador del universo? ¿O de verdad será el gran giro de trama que nos lleve directos a la siguiente saga?.